Desde los sangrientos inicios

ebook El Alto Canadá de Richard Beasley

By David Richard Beasley

cover image of Desde los sangrientos inicios

Sign up to save your library

With an OverDrive account, you can save your favorite libraries for at-a-glance information about availability. Find out more about OverDrive accounts.

   Not today

Search for a digital library with this title

Title found at these libraries:

Loading...
LA HISTORIA, LA GUERRA AMERICANA, LA GUERRA DE 1812, EL ALTO CANADÁ.
Desde 1766, y con tan solo cinco años, Richard Beasley, como testigo, nos narra las rebeliones de los arrendatarios en el estado de Nueva York, las cuales son seguidas por la revolución americana y como las vidas de su padre Henry Beasley y su tío Richard Cartwright son puestas bajo riesgo por las fuerzas lealistas en Albany, Nueva York a lo largo de los horrores de la guerra civil.
Richard Beasley, como economato del Fuerte Niagara, observa la guerra desde fuera, presentándonos a su primo Richard Cartwright, quien funge como secretario del mayor John Butler de los Comandos Butler, al jefe Joseph Brant y al alférez Walter Butler mientras el continua con su comercio de pieles en Toronto y en Head of the Lake en Ontario. 
Después de la guerra nos relata sobre sus transacciones con la tierra, negocios comerciales y su asociación de intercambio comercial con Richard Cartwright y Robert Hamilton; de sus argumentos en nombre de los colonos en la legislatura en donde fue orador de la Asamblea, y su participación como agente en las compañías de tierra alemanas en los condados de Markham y Waterloo, particularmente durante la conspiración de Aaron Burr con los franceses para recuperar Canadá lo que lo convierte en sospechoso ante la oligarquía de York, que pasó a llamarse Toronto. 
Durante la guerra de 1812, como magistrado y organizador de la milicia en el Oeste de York tuvo varios roles. Nos describe las batallas en la península de Niagara en las que estuvo involucrado como coronel del segundo regimiento de York. Richard se torna más liberal, mientras que su primo, el intelectual Richard Cartwright, se vuelve más conservador y prominente.
Su correspondencia con Lord Erskine, Famoso Defensor de las libertades civiles, su labor por la libertad de prensa, su defensa de las reformas de Robert Gourlay y
Desde los sangrientos inicios